Laundry Service - Shakira: 20 años en inglés y español


¿A dónde se fueron 20 años? ¿cómo es que el tiempo pasa tan rápido? ¿cuántas historias han sido contadas a través de canciones en estas últimas dos décadas? ¿Millones, tal vez?  Y seguramente, para muchos de nosotros, Shakira es responsable de muchas dentro de esos millones. Es increíble pensar como una mujer, en quién nadie creía en su país de origen, pudo lograr tanto, más que muchos que ya se habían labrado un nombre en un mercado tan poco amable con artistas de nacionalidades diferentes a la americana o británica.  

Shakira ya había cantado antes en inglés, de hecho, su debut en la televisión estadounidense fue en 1999 en el programa de Rosie O’Donnel; hizo una versión poco fluida y coherente de Inevitable, su gran clásico de Dónde Están los Ladrones?. Era evidente que no dominaba el idioma completamente y no se veía muy cómoda. La insistencia de los esposos Estefan para que diera el paso, la llevó a pensar en un álbum lleno de versiones en inglés de sus ya éxitos en español y fue así como aparecieron versiones también de Ojos Así (que sí hizo parte del resultado final) Estoy Aquí e incluso de .  Sin embargo, algo no estaba bien, algo no terminaba de convencerla, no era eso lo que ella quería.

Se encerró a estudiar inglés como cualquier otro latino que deja su país en busca de realizar sus sueños lo haría y tiempo después, con diccionario de rimas en mano, decidió asumir el desafío de escribir canciones en ese idioma, y seguir haciendo música que según ella es un deber casi como lavar ropa (por eso servicio de lavandería) y de mostrar que su talento sobrepasaba las barreras invisibles del escenario, quería dejar ver que había una mente creativa en el estudio de grabación y que no sería la típica cantante pop rubia a la que estábamos tanacostumbrados en la época.

Objection (Tango) o Te Aviso, Te Anuncio en español, contiene un bandoneón propio del ritmo del nombre entre paréntesis, pero los elementos pop-rock le dan ese toque de accesibilidad que hacen que recordemos fácilmente las letras elocuentes que la acompañan. En Underneath Your Clothes, segundo sencillo del álbum y evidentemente inspirada en Eternal Flame de The Bangles, hace apología a “la mano de Dios” y es que se convirtió en una dedicatoria en todo sentido a su entonces pareja, hasta en el vídeo; llegó también al top 10 de Billboard Hot 100, ¿qué otra latina, además de Gloria Estefan, se habría atrevido a tanto? A arriesgarse a lanzar una balada y tener éxito con ella, luego de haberse codeado con éxitos propios de la pista de baile como I'm a Slave 4 U o Can't Get You Out of My Head, de haber dominado el mundo,con una canción tan poderosa, tan rítmica, anímica, alegre y hoy en día legendaria como Whenever, Wherever/Suerte.

Podemos seguir bajando en el tracklist y hablar de su tóxica actitud en la letra de Rules, de la descripción de lo que se esperaba del futuro y que felizmente llegó en The One, de la producción orientada al dance, tan relevante hoy en día, de Ready for the Good Times o de la Shakira que “se arrastra”, tan presente en la década anterior y que aparece nuevamente en Fool. Pero luego llega el corazón del proyecto, la corta y extraña pero relevante en el contexto del álbum y también sencillo, Te Dejo Madrid, seguida de la atrevida y poco convencional canción rock de desamor Poem to a Horse y luego por la dulce poesía con algo de inspiración en ritmos orientales de Que Me Quedes Tú, hacen una combinación bilingüe tan fuerte que varios de los otros cortes se ven algo desdibujados.

Laundry Service cumple 20 años y es todo un hito de la música, no solo por ser el crossover más relevante que ha sido creado, sino por lo que significa en la cultura popular de dos mundos totalmente diferentes como el latino y el anglo. Shakira estaba por todos lados, cambió su forma de vestir, su color de cabello, cosas que le criticaron bastante en aquella época y empezó a aparecer en talk shows y a dejarse ver en eventos con otras recién llegadas a la escena musical del momento como Avril Lavigne o con algunas que llevaban algunos años sonando como Xtina y J.Lo. Su calendario promocional dejó de ser en español primordialmente y se extendió por todo el mundo hasta llevarla a una verdadera gira mundial de conciertos tan apoteósica como el Tour de la Mangosta. Las comparaciones con una Britney Spears algo más joven que ella y con una Alanis Morissette ya consolidada, no se hicieron esperar, aún así, mostró una marca personal. Su personaje en el escenario y la forma cómo llevó sus ideas al inglés y a un público que no entiende su primer idioma y que hasta se mofa de ello, no son cosas que se encuentran en cualquier otro lanzamiento, ni siquiera hoy en día. Shakira mostró que se vale correr riesgos si la visión hacia el futuro es clara y amplia, demostró que el lugar de origen ya no era barrera para trascender, abrió las puertas para que otros pudiesen seguir sus pasos y cambió para siempre la cara de su país ante el mundo.

Escucha el álbum en Spotify

Publicar un comentario

0 Comentarios