Aquí está lo peor del 2020

 


El 2020 ha sido particular, para decir lo menos; ha sido el año en el que nuestra vida cambió completamente y en el que le hemos hecho frente a cosas que jamás imaginamos; para muchos a pesar de la cantidad de sucesos inesperados y desafortunados que tuvieron lugar a lo largo de los últimos doce meses y como lo mostramos en nuestro entrada de los mejores 40 álbumes del año, la música nos salvó la vida varias veces. Sin embargo, no todo fue color de rosa, a veces ni la música misma logra ser excepción del horror y el terror que algunos, al parecer, quieren causar. Por eso, hoy en Lovely Pop Records, sin ningún orden en particular, les presentamos lo peor en la música del año 2020.

ATENCIÓN: Esto solamente es una opinión, no se hace con el ánimo de atacar artistas o sus fanbases, así que tranquilos que tienen siempre el derecho a no estar de acuerdo.

1 - Los sencillos de Shakira

El 2 de febrero, Shakira y Jennifer Lopez nos dieron el show de medio del Super Bowl más memorable en varios años. Fue un espectáculo vistoso, colorido, coordinado, energético y a decir verdad, hicieron justicia a lo que un evento de esa magnitud demanda. Sin embargo, unas semanas antes Shakira sorprendió nuevamente con una horrorosa colaboración, esta vez con  Anuel AA, Me Gusta; una canción con una letra sosa, en la que la vocalización de Anuel suena robótica, Shakira se oye súper incomoda porque ese no es su sonido, un sample usado de la manera más indecorosa posible y es mejor ni hablar de la falta de gusto del vídeo. 

Pero eso no fue todo, unos meses más tarde, The Black Eyed Peas anuncian un álbum en el que las colaboraciones abundan y la sustancia brilla por su ausencia. Dentro del proyecto, está incluida Girl Like Me, otro corte que no estalla nunca, que no es pegajoso, con una letra genérica hasta lo imposible y en el que Shakira utiliza su voz de la forma más nasal que logra. Lo cómico del asunto es que Shakira no ha hecho más que ponerse el rótulo de perfeccionista y que equivocada está.



2 - Savage Love/Coño – Jason DeRulo

Jason DeRulo tiene una gran voz…y eso es todo. Su música siempre ha estado encasillada en los hooks más fastidiosos y si además sumamos las maneras poco agradables en las que él mismo busca hipersexualizarse, no hay mucho por rescatar. Gracias a TikTok y al aburrimiento de la cuarentena, una canción espantosa como Savage Love alcanzó el #1 de Billboard Hot 100 (imagínense el nivel de tedio). Lo peor es que él intentó duplicar esta fórmula con Coño que es aún peor.

 

3 - Sana Sana – Nathy Peluso

Alguien tiene muchas ganas de ser ROSALÍA

No hablaremos de la polémica armada alrededor de su supuesta apropiación cultural, ni de su desapercibido álbum, pero sí de Sana Sana. La interpretación de Nathy es bastante cómica en el mal sentido de la palabra, las rimas son simplemente absurdas, nadie dice “polichpara referirse a la policía y tiene el descaro de rimarlo con “clitorich”, además le agrega como hook el poco ingenioso “jip jopa jip jopaaa”. En octubre, Nathy presentó la canción para COLORSXSTUDIOS y acompañada de un fondo rosa, Nathy nos hace las expresiones faciales y “pasos de baile” más raros que hayamos visto, lo peor es que esto lo han hecho pasar como si fuera una muestra de impresionante talento.

4 - BICHOTA – KAROL G

Alguien tiene muchas ganas de ser ROSALÍA… (X2)

Cómo la mujer más relevante del reggaetón en este momento, lanza algo tan insípido y sin vida, aún cuando se supone que es algún tipo de himno de empoderamiento. No es bailable, no es pegajosa y la letra simplemente no es agradable de escuchar en la voz de Karol porque no es ella, no la representa.

5 - Trollz (feat. Nicki Minaj) – Tekashi 6ix9ine

Es aquí donde se inserta el emoji de facepalm

Esto es sencillamente terrible, es increíble que Nicki Minaj haya aceptado ser parte de algo tan vulgar y haber aceptado trabajar con alguien cuyas conductas son tremendamente cuestionables y reprochables. Lo peor es que esto fue #1 en Billboard Hot 100… hablemos de la relevancia que este chart tiene hoy en día.

6 - Yummy – Justin Bieber

Otro #1 de Billboard Hot 100…

Es increíble que aun sigamos prestando atención a JB, no solo por lo básica de la producción sino porque la letra es lo más sexista posible, y si a eso agregamos los supuestos mensajes ocultos de la canción, la situación es sencillamente aterradora.

7 - I’m Ready (feat. Demi Lovato) – Sam Smith

Es verdaderamente asombrosa la confianza que se tiene Sam Smith y eso es positivo hasta cierto punto. El problema viene es cuando él cree ser el primero, el pionero en hacer o en haber alcanzado X o Y. I’m Ready es una canción tremendamente sobreproducida que pasó sin pena, ni gloria, lo peor del caso es que Sam tuvo la audacia, el atrevimiento de compararla con la música de ABBA.

8 - Confetti (álbum) – Little Mix

Este álbum grita basic bitch de principio a fin: letras insulsas, instrumentación poco sutil y sobreproducida, las técnicas vocales usadas son el abuso de lo genérico, en fin… el colmo de la prefabricación. Por actos como estos es que aún el pop es un género que no se toma en serio y que no recibe el respeto que debería; algo curioso es que surgió el rumor de que una de ellas abandonaría la banda para lanzarse como solista… como si alguna tuviera el potencial para hacerlo.

9 - Heaven & Hell (álbum) - Ava Max

Este álbum grita basic bitch de principio a fin (X2): Ava Max fue presentada inicialmente como una Lady Gaga que seguro no tendría éxito en Estado Unidos pero que se labraría buen camino en mercados como Europa, nada más alejado de la realidad. Ava literalmente tomó todas las posibles tendencias que ha habido en el mainstream norteamericano desde 2010 hasta el día de hoy, esperando que algo le pegue a la pared. Un álbum para nada pegajoso, nada memorable, nada coherente, nada cohesivo.

10 - ALICIA (álbum) – Alicia Keys

Alicia Keys es la abanderada principal de una tendencia post año 2000 de neo-soul y pop-r&b aburridos, tediosos y repetitivos y este álbum es la representación fiel de eso. Las letras de Alicia recaen cada vez más seguido en clichés sobre lo que se cree que es tratar temáticas sociales a nivel lirico pero no se siente genuino, no se siente honesto. Es Alicia Keys la que solo le permite a su hijo comprar un juguete porque quiere darle a entender que el dinero no es lo más importante en la vida y que debemos ser agradecidos con lo que tenemos. Lo cómico es que es un consejo que viene de una multimillonaria como ella, con razón no es lo importante.

11 - The Album – BLACKPINK

¿Lo atractivo de este álbum está exactamente en dónde?

BLACKPINK junto a BTS se han consolidado como las dos bandas de K-Pop más grandes del mundo; en este álbum, lógicamente, no encontraremos nada de profundidad lírica porque su propuesta no es esa, sin embargo, las surcoreanas se quedan cortas, ya que nos dan un álbum con un sonido complemente anticuado que muy bien pudo haber sido lanzado en 2011 y nadie lo habría notado y no los bops que esperábamos como los incluidos en varios de sus EPs.

12 - Mariah Carey y la Navidad

Su álbum de rarezas es maravilloso, adicional a eso, sus memorias se han convertido en uno de los libros mejor vendidos del año también, sin embargo, Mariah parece estar obsesionada con la música navideña hasta el punto en que ella misma la ha convertido en el centro de su carrera. Es normal que sean los fans de la música los que de manera errónea encasillen a los artistas en determinados roles, en determinados  sonidos, en determinadas temáticas, etc, pero es la misma Mariah la que se ha encargado de que año tras año salgan memes en los que resucita su carrera gracias a la llegada de esta temporada. ¿Cómo una leyenda de su talla decide simplemente repetir la misma fórmula por un mes entero cada año?

 

Publicar un comentario

0 Comentarios